Dead Inside by DPFM Clothing + Entrevista René Ponte

Hace apenas un mes, os presentamos una de esas firmas que han conseguido destacar en el panorama nacional gracias a su autenticidad, sus originales diseños y por el sentimiento que denota cada prenda. DPFM nos ha enamorado desde el primer momento y, por si aún no has sentido el flechazo, te traemos una entrevista con su diseñador, René Ponte, donde podrás conocer un poco más ‘Dead Inside’ y de dónde viene tanto arte.

Cuéntanos, lo primero, ¿Quién es René Ponte?

Es la primera vez que me preguntan esto por escrito y me está costando escribir algo coherente que tenga gancho. A ver… René es un conjunto de muchas cosas muy distintas entre sí. Eclecticismo le dicen por ahí. Esa palabra me la enseñó mi amigo Salva hace unos años y ahora la utilizo siempre. Básicamente soy un tío con los sentimientos a flor de piel. Sufro y disfruto con mucha intensidad. Tengo mil dudas existenciales y me atraen mucho cuestiones relacionadas con vida, sueño y muerte. También me gusta mucho la estética de las cosas, viciar al Instagram y comer sushi. He puesto esto último porque me estaba quedando muy serio y tampoco me voy a flipar. Ah, soy de A Coruña y nací en 1991. Actualmente vivo en Helsinki y soy diseñador gráfico de profesión.

¿Cómo definirías a DPFM?

DPFM es la materialización de mis intereses a nivel artístico. Lo bonito de esto es que yo no creé DPFM a mi imagen y semejanza, si no que Manu fundó la marca años atrás y yo me uní mucho más tarde. Tras un par de años trabajando juntos, podríamos definir DPFM como un proyecto de carácter neorromántico existencial que oscila entre la ideas de amor eterno y tragedia.

¿Cómo nace DPFM?

El proyecto surgió con la idea de hacer ropa de diseño y buena calidad. La marca nació en el contexto de las marcas underground que abusaban de imprimir en Fruit Of The Loom y Gildan pero la premisa de DPFM fue siempre lo contrario a eso: crear un producto exclusivo para un público underground más exquisito. Eso fue hace 8 años y, como te puedes imaginar, la marca ha ido evolucionando y fortaleciendo su ADN constantemente desde aquella.

¿Cuántos sois en el equipo y con cuántos profesionales contáis para llevar a cabo los proyectos?

DPFM somos dos y la verdad es que contamos con unos cuantos profesionales y colaboradores para poder hacer esto. Si piensas en fábrica, fotógrafos, modelos y todas las terceras personas que necesitamos para producir y mostrar el producto que fabricamos, al final salen unos cuantos. La verdad es que Manu y yo cubrimos un montón de trabajo. Ambos diseñamos cada prenda de cada colección e ideamos todo el imaginario que hay detrás. Él se ocupa de un montón de asuntos relacionados con la fabricación del producto y yo me encargo del material gráfico. Ambos nos complementamos a la perfección y estamos siempre intentando cubrir todas las necesidades que la marca requiere en base a lo que nuestro tiempo libre nos permite.

¿Cuáles son vuestros referentes y vuestras fuentes de inspiración?

En el cóctel de referentes estarían el deathcore en general, Francis Bacon, Gustav Klimt, Arno Rink, Lil Peep, D.L. Blando, la melancolía, Inferi, los quejíos en el Flamenco, la dualidad entre lo efímero y lo eterno, el contraste entre lo elegante y lo salvaje, las cartas de amor, el subconsciente, los recuerdos, el alma, el reggaeton del 2006, la presencia implícita en la ausencia, el concepto de «molar», el dolor de corazón, David Fincher, la saga ADROMICFMS, Ian Fike y sus proyectos musicales, carrer Enamorats y Nene Fresco por decir unos cuantos.

¿Qué tiene DPFM que la hace diferente al resto?

Evidentemente disfrutamos de las tendencias y nos gusta estar al día. El enfoque que tenemos con DPFM es más bien de proyecto artístico que de marca de ropa. Valoramos mucho el contenido artístico, los referentes y el concepto de todo el arte que consumimos en nuestro día a día y eso es lo que nos gusta reflejar en el arte que creamos. No digo que eso nos haga diferente al resto, si no que nos permite convertir nuestras emociones, frustraciones o la música que nos llena el alma en piezas de ropa.  Toda la colección de ‘Still Life’, por ejemplo, está basada en la historia de carácter trágico contenida en el álbum conceptual de Opeth titulado Still Life (1999).

¿Cómo ves el panorama artístico y la moda actual y cómo crees que DPFM encaja en el mismo?

Creo que encajamos bien. Sobre todo por ese eclecticismo y esa pasión por todo lo que es visualmente estético o peculiar que está siempre presente en la moda. En estos días que corren, la misma marca puede sacarte un chaleco táctico, unos pantalones de chandal, una riñonera de pana o una americana de PVC transparente en la misma colección. Vetements ha hecho mucho daño. Es broma, todo lo contrario. Y es que lo peculiar, lo camaleónico, la belleza de lo feo o la sofisticación, por ejemplo, son cosas que nos han atraído siempre.

¿Cómo surge ‘Dead Inside’?  

‘Dead Inside’ surge hace 2 años y medio cuando me vine muy abajo. Me encontraba en una etapa de mi vida bastante compleja.  El proyecto artístico más importante de mi vida había fracasado y yo seguía intentando asimilarlo aún habiendo pasado dos años desde el fracaso, mi vida laboral era un desastre, mis objetivos a corto y largo plazo inexistentes y lo único que me mantenía medianamente cuerdo era la relación sentimental que tenía de aquella la cuál terminó de una manera bastante trágica. Los niveles de frustración, desorientación, ansiedad y apatía aumentaron tanto que tuve que buscar una manera óptima y terapéutica de transformar toda esa energía negativa en algo que al menos me aliviase un poco el alma. Así es como nació ‘Dead Inside’.

¿Tenéis nuevas colecciones en marcha? ¿Podéis spoilearnos?  

Tenemos una idea que llevamos trabajando un año. El concepto está cerrado y la colección ya ha sido bautizada. Llevamos tiempo trabajando en el moodboard, recopilando referencias y acotando ideas. Lo que podemos decir de momento es que será muy elegante y sofisticada. Queremos probar algo distinto a nivel estético pero que contenga esa oscuridad y melancolía intrínseca en nuestro ADN de marca. Se llamará ‘Fruit Of The Doom’ y esperamos sacarla lo antes posible.

Hemos disfrutado de dos colecciones muy cuidadas, con atención al detalle y un estilo muy personal. ¿Intentáis seguir una misma línea y ser fieles a vuestro estilo u os influencian las tendencias externas?  

Muchas gracias por esos piropos. La verdad es que tanto Manu como yo tenemos una visión muy similar en cuanto a lo que consideramos estético, atractivo o interesante por lo que siempre estamos abiertos a que el entorno, las nuevas tendencias o cualquier tipo de agente externo nos inspire a la hora de crear. Eso nos ayuda a que nuestro umbral de recursos a la hora de diseñar sea más amplio y que el producto final sea más interesante.

Recientemente, hemos podido ver al emergente artista gallego DL Blando salir en su último videoclip, ‘2Facez’, vestido con diferentes prendas de la colección ‘Dead Inside’. La verdad es que lucen de maravilla sobre esos ritmos.

'Dead Inside' by DPFM Clothing